Bloogz! COM Los lunes al sol: La educación, los padres, ese ministro en la Provincia de Buenos Aires

domingo, 26 de abril de 2009

La educación, los padres, ese ministro en la Provincia de Buenos Aires

Hola Tío Eustasio! Tomando mate por la mañana del domingo y leyendo el diario, me encuentro con una noticia... Los padres reunidos con el Director General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires, un tal Mario Oporto.
Y digo "un tal" como ninguneandolo, porque ese personaje merece una cuota de desprecio, pues el año pasado en un reportaje por Radio Continental con la sentimental pero excelente periodista Magdalena Ruiz Guiñazú, en un rapto de "pérdida de control" (espero que haya sido eso y no su pensamiento profundo) ante el fuerte reclamo de esos sindicalistas que "compenetrados con incrementar la calidad de la educación" (ver otro post que hablo al respecto) no aflojaban en la disputa salarial afirma sin pudor: "Por las cuatro horas que tienen por día". Me parece deleznable esa opinión vertida por la máxima autoridad política en temas de educación en la provincia más grande de la República Argentina.
Ese el ministro o Director General de Cultura y Educación.
Los padres. Pidiendo que "quiten días de perfeccionamiento docente para compensar los días perdidos por los paros docentes" (no por los paros de los no docentes...). Realmente pobre, muy pobre la capacidad intelectual de estos padres. Lamentable. Como contraparte obligatoria en un sistema de educación elemental y media, entiendo también la pobreza de la educación. Con padres así...
Entiendo que esas "jornadas de perfeccionamiento" carecen muchas veces de la calidad debida. Pero no por ello deben ser quitadas! Son tan importantes o más que los días de clase pues deberían mantener la "capacitación continua" que los docentes deben tener.
Y si no son buenas, pues hacer el esfuerzo de mejorarlas, hacer que cumplan con los objetivos por los cuales fueron intituidas. Pero... Tío... "quitarlas"????
Degradante.
Claro, con ese Director General y esos padres... sí, entiendo porqué tan mal la educación...

No hay comentarios: